La quinta circunscripción se pinta de guinda

Las elecciones intermedias son fundamentales para los partidos políticos. Porque en esos comicios lo que está en juego son las posiciones en el Congreso, institución clave para la gobernabilidad de un país.

En el actual escenario político, Morena busca mantener –y todo parece indicar que lo conseguirá –, la mayoría legislativa para fortalecer el proyecto político del presidente en el tramo intermedio de su administración.

En una reciente encuesta (12 de mayo de 2021) que publica Massive Caller en la quinta circunscripción, que incluye los estados de Colima, Hidalgo, Estado de México y Michoacán el partido guinda mantiene una cómoda ventaja en las preferencias electorales.

De un total de 62 distritos, Morena y sus aliados mantienen la ventaja en 34, la coalición del PAN, PRI y PRD en 26 y el PRI sin alianzas en dos distritos del Estado de México. Si los resultados se mantienen tal como publica la encuestadora. el presidente tendría el apoyo mayoritario de su partido en la Cámara de Diputados.

Hay que recordar que hace tres años (2018), Morena fue el gran vencedor de la contienda electoral y en 2021 todo parece indicar que bajará su votación, pero de cualquier manera le alcanza para hacerse de una valiosa mayoría.

En particular, en el estado de Hidalgo hace tres años los siete distritos los ganó Morena. Hoy, según la citada casa encuestadora se quedaría con cinco (Tulancingo, Tepeapulco, Huejutla, Ixmiquilpan y Actopan). Solo Pachuca y Tula pasarían a manos de la alianza del PRI, PAN y PRD.

En el estado de México con 41 distritos, Morena puntea en 23, mientras que 18 distritos quedarían en manos de opositores al partido de AMLO. Solo en Michoacán las cosas pintan bien para los llamados conservadores, donde de 12 distritos se llevan el triunfo en 7 y perderían 5. Cabe destacar que en aquella entidad gobierna el PRD.

En esta maraña de datos sigue habiendo una constante, el partido que mantiene una buena racha es Morena. Con todos sus bemoles, conflictos internos y luchas intestinas, este instituto es la marca política más posicionada en el país. En este sentido, es claro que el alto nivel de aceptación del presidente, juega a favor del partido mayoritario quien actualmente tiene 251 diputados.   

Otra constante es que ninguno de los partidos de reciente manufactura (Partido Encuentro Solidario, Fuerza por México y Redes Sociales Progresistas) ganarán un distrito de mayoría. Por lo tanto, estos institutos políticos buscarán una votación arriba del 3% para no perder su registro.

Caso aparte, Movimiento Ciudadano pretende en esta elección afianzarse como una alternativa real y competitiva en algunas regiones del país (Jalisco y Nuevo León, principalmente). Su registro no está en riesgo y será un buen termómetro conocer su valor real en el espectro electoral.

En suma, hay dos elementos muy claros en los datos que presenta la citada encuesta. Por un lado, una tendencia positiva de Morena, un nivel competitivo de la oposición (PRI, PAN y PRD) y unos partidos nuevos que como figuras satelitales no parecen influir en la distribución del poder político.

Con este diagnóstico, no parecen cambiar muchas cosas después del 06 de junio. De este día que supuestamente iba a marcar un precedente electoral en el país. Por tanto, a manera de conclusión, se perfila un gran ganador de las elecciones, que aún sin estar en la boleta será el más beneficiado con el resultado, el presidente López Obrador.

2010_enrique 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: