Contadas las unidades de grandes dimensiones que ingresan al primer cuadro de la ciudad

Luego de que el pasado viernes, un tractocamión que remolcaba una caja seca se metió al primer cuadro de la ciudad y causó daños a una vivienda, al intentar dar vuelta en una angosta esquina, ciudadanos opinaron que debería haber letreros en las entradas de la ciudad, para advertir que los vehículos pesados no pueden ingresar a la zona centro.
El director de Movilidad y Transporte de Tulancingo, Ricardo Cazares Barrios, informó que el artículo 3 del Reglamento en la materia, prohíbe que las unidades de dimensiones mayores a 3.5 toneladas entren al primer cuadro de la ciudad antes de las nueve de la noche y para poder hacerlo, deben tener un permiso que se les otorga la propia dependencia.
Recordó que años atrás, se construyeron arcos en algunas calles para evitar la entrada de vehículos pesados. “En su momento, prosperó la idea, después ya no tanto porque si por alguna razón debía entrar una unidad era imposible, un ejemplo sería una carro bomba de bomberos, no entra en esas calles”.
Aseguró que los casos como el del viernes pasado, donde un tráiler ingresó por Juárez y quiso dar vuelta en 1º de Mayo golpeando la fachada de una vivienda, no son tan recurrentes, por lo que poner letreros como opina la ciudadanía no ayudaría mucho, incluso consideró que podría generar confusión entre el transporte foráneos que pertenecen a algunas empresas como Coppel y tienen sus permisos para entrar.
El funcionario, insistió que el horario permitido para el ingreso de esas unidades, es de las nueve de la noche a las cinco de la mañana, y en caso de que se requiera ingresar fuera de ese horario se debe de tramitar un permiso en la Dirección de Movilidad y Transporte, además de que se le brinda el apoyo necesario en caso de requerirlo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: