LOS MITOS Y REALIDADES DE LAS FRUTAS

La fruta ha sido cuestionada y es sinónimo de salud, pero depende de cómo y en qué cantidad se debe consumir. Conviene empezar a desterrar los mitos sobre la bondad de las frutas.

LAS FRUTAS SON DIFERENTES A LAS VERDURAS

De acuerdo con el plato del bien comer se recomienda el consumo de “cinco raciones de fruta o verdura al día”; con cuidado porque no son lo mismo. La fruta contiene más azúcar  y el efecto que produce en tu cuerpo no es el mismo que la verdura, que contiene sobre todo fibra y almidón. No existe la fruta más saludable.

LOS JUGOS NO SON CONSIDERADOS FRUTA

El jugo de fruta es el equivalente nutrimental a un refresco de cola: agua con azúcar; y un refresco de cola equivale a un vaso con agua con 8 a 10 cucharadas de azúcar. Un vaso de jugo contiene el azúcar de tres o cuatro piezas de fruta, pero sin fibra. El jugo también pierde rápidamente las vitaminas. Hacer jugo es lo peor que puede hacer con la fruta. Coma fruta fresca y entera.

CUIDADO CON EL EXCESO DE AZÚCAR DE LA FRUTA

La mayor parte de las frutas contienen glucosa y fructosa en partes similares. La sacarosa o azúcar común es una molécula compuesta por una parte de glucosa y otra de fructosa, así que el metabolismo de los azúcares de la fruta en tu cuerpo es igual que el efecto del azúcar refinada.

NO TODAS LAS FRUTAS SON IGUALES

Algunas frutas son más “concentradas” en azúcar que otras. Un plátano y un mango tienen el doble de calorías que una naranja, y casi tres veces más azúcares. Sin embargo, la manzana, que parece ligera, tiene casi las mismas calorías y azúcares que el plátano dependiendo del tamaño. Ninguna está prohibida, pero es importante saber qué tipo de fruta y qué cantidad.

LA FRUTA TAMBIÉN PUEDE SUBIR DE PESO

Si come mucha fruta, o si toma jugos de fruta, le está dando a su organismo una gran cantidad de azúcar. Este exceso de azúcar se procesa en el hígado, que convierte la glucosa y la fructosa en triglicéridos, que a su vez viajarán por la sangre hasta almacenarse en forma de grasa en su abdomen y caderas.

UNA DIETA SÓLO A BASE DE FRUTA NO ES ADECUADO

La fruta tiene muchos nutrientes, pero no puede suministrarte todo lo que necesita tu cuerpo, especialmente proteínas, vitaminas liposolubles, ácidos grasos esenciales, o suficientes calorías. Las llamadas “dietas purificantes”  o “dietas detox” a base de frutas o jugos solamente le provocarán más hambre además de alterar su organismo.

LAS FRUTAS DESHIDRATADAS EQUIVALEN A COMER CARAMELOS

Las pasas, arándanos, ciruela pasa y otras frutas secas tienen una alta concentración de azúcar que las frutas frescas. Es cierto que contienen fibra, pero en lo demás  equivale a comer caramelos macizos. Es mejor comer  la fibra de la verdura o las frutas frescas.

NO IMPORTA EL MOMENTO QUE COMA LA FRUTA

La fruta no se digiere mejor ni peor en ningún momento del día, no interfiere con la digestión de ningún alimento, ni afecta al sueño, ni se “descompone” en su colon. Decir lo contrario es creer en mitos sin ninguna base científica.

Siempre es adecuado tener un plan de alimentación  equilibrado y personalizado, así la nutrióloga indicará cuantas raciones de fruta puede consumir durante el día. ¡¡¡Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

PREVIA CITA

CONSULTA EN LÍNEA

Facebook Vero Callejas        Twitter @NutVerocc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: