CAPASCH trabaja a marchas forzadas para reparar fugas

Durante la actual administración la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Cuautepec de Hinojosa (CAPASH), ha reparado 193 fugas, así como dado mantenimiento de 27 drenajes y colectores.
Indicó la titular de este organismo, Yocelín Olivares Omaña, quien en entrevista agregó que se cuenta con 4 cuadrillas de trabajo para todo el municipio, por lo cual no pueden acudir al instante cuando los comisarios (antes delegados) solicitan alguna reparación, porque se les da prioridad a las fugas más grandes y las que ya se tienen rezagadas.
“Desde el año pasado quedaron almacenados más de 20 contratos nuevos, a los cuáles nunca les dieron salida; ahora los estamos atendiendo poco a poco. Esta situación nos hizo tomar la decisión de no otorgar nuevos contratos porque los anteriores ya están pagados, pero no se les puede llegar a cobrar porque no cuentan con la toma”.
Los trabajos –agregó-, se han ido atrasando, pero todos los reportes han sido atendidos.
Cabe señalar que recientemente surgieron algunas averías en el sistema, específicamente algunas bombas se quemaron, como fue en El Capulín, en Hueyapita, Santa Rita, Las Peñitas y en El Tepeyac II.
“No contamos con bombas en almacén para poderlas cambiar. Al mandarlas a arreglar dejamos sin servicio durante dos o tres días a habitantes de algunas poblaciones, entendemos la molestia de la ciudadanía, sin embargo hemos tomado decisiones en el momento y tratamos de solucionar lo más pronto estos imprevistos”.
Olivares Omaña puntualizó que uno de los proveedores les prestó un equipamiento y con ello pudieron abastecer del vital líquido a algunas colonias.
EL TEMA DE SANTA MARÍA NATIVITAS
El 13 de agosto de 2020, entró en vigor la extinción de la Comisión de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Santa María Nativitas.
El acuerdo fue publicado en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH), y señaló que el motivo por el cual no era operable ese sistema, obedecía a que en primera instancia no se tenía concesión alguna para poder disponer de los volúmenes de agua.
Además no se contaba con contrato de luz para el funcionamiento de la bomba sumergible que se encontraba en la comunidad de San Juan Hueyapan, así como tamtpo se contaba con algún bien inmueble que fuera patrimonio del sistema de agua y tampoco había ingresos económicos para solventar cuando menos lo más básico.
Sobre este asunto Olivares Omaña, dijo que es un sistema que aún no se ha recepcionado, la empresa proveedora no ha entregado a la presidencia el equipamiento, sin embargo a esta comunidad se ingresa con pipas para abastecer a las familias con el vital líquido y también se le brinda apoyo técnico a los pobladores, como alguna fuga.
“Aun cuando son trámites administrativos que no están resueltos trabajamos para que no haya desabasto, pero la obra no se ha concluido y no me puedo hacer cargo de un sistema que tiene muchas fallas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: