PROCESO ELECTORAL 2021

Arrancan las Elecciones en plena segunda ola de la pandemia de Covid- 19, en México, se anuncian con “bombo y platillo” como las Elecciones más grandes de la historia, en donde se votará por màs de 20 000 cargos.    

      Con las precampañas inicia el tiempo en que los sufridos ciudadanos tenemos que soportar las anuncios de los partidos, atiborrados de mentiras e incongruencias tratando a los ciudadanos como ignorantes. Las propuestas están de moda y son las que a otros partidos les  ha dado resultado, antaño se hablaba de privatización, competitividad, de  macroeconomía, concesiones y apoyos a la inversión privada nacional y extranjera sobre los recursos naturales  estratégicos y reformas estructurales, con la promesa que esto traerían mucha riqueza y numerosos empleos a los mexicanos.

   Quienes proponían acciones verdaderas que mejoraran la vida de la población como aumento de sueldo, ayuda a los adultos mayores, a las madres solteras, a los campesinos y  a los desempleados eran tachados de “populistas” retrogradas y demagogos

    Hoy la mayoría de los partidos políticos se han vuelto las “hermanitas de la caridad” que voltean a ver y prometer a la población enormes cambios, son los más populistas de los populistas y demagogos, anuncian paz, amor, unidad, honradez, seguridad y  prosperidad,  y junto a muchas  campañas mediáticas  promueven odio, confusión y enfado entre los electores. La ciudadanía  está cansada por tantas mentiras  disfrazadas de promesas.

   En fin este proceso electoral está en marcha y toca al electorado investigar  la trayectoria de candidatos y partidos, reflexionar, emitir y defender el voto.

  ¿Qué viene después de la votación?  Otro espacio de tiempo en el que tenemos que armarnos de paciencia para conocer  la calificación  de la elección  por instituciones como el INE que en gran parte del mundo pierden credibilidad. Al respecto hace más de  100 años se escribió el siguiente  fragmento:

                                              LA XXVII LEGISLATURA

 “Las elecciones para diputados y senadores de la XXVII Legislatura que siguió al Congreso Constituyente, se efectuaron el primer domingo del mes de abril de 1917.

   En la Cámara de Diputados la discusión de credenciales se prolongó durante casi tres meses. Fue entonces cuando se puso en práctica, a iniciativa del general Eduardo Hay, el famoso cuchillo de tres filos, para calificar la elección. Según el cuchillo de tres filos, debería estudiarse en cada caso electoral, el criterio legal, el moral y el político. La XXVII  Legislatura ha pasado a la historia como la más independiente, la más digna y la más revolucionaria de todas las legislaturas de la Revolución.” Portes Gil Emilio: Autobiografía de la revolución Mexicana (1964) 

         Tratándose de elecciones hoy en el año 2021   los ideales de la    Revolución para los partidos y candidatos parecen perderse en el olvido:

    “Puede haber elecciones cuántas veces se quiera; pueden asaltar como Huerta, otros hombres la silla presidencial, valiéndose de la fuerza armada o de la farsa electoral, y el pueblo mexicano puede tener la seguridad de que no arriaremos nuestra bandera, ni cejaremos un instante en la lucha hasta que victoriosos podamos garantizar con nuestra propia cabeza el advenimiento de una era de paz, que tenga por base la justicia y como consecuencia la libertad económica.” Manifiesto de Emiliano Zapata, octubre 1913.

Hasta el próximo viernes.    

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: