En Tulancingo existen 105 espectaculares; todos están sujetos a revisiones

Ante los vientos que prevalecen en Hidalgo, específicamente en esta región, la dirección de Permisos y Licencias, realiza constantes supervisiones a los 105 anuncios publicitarios que existen la ciudad de Tulancingo.
Ivonne Ortega, directora de la citada dependencia, explicó que debe haber un criterio estructural y un perito, ya que, por lo general, son estructuras de acero que van sobre una azotea y cuyos lineamientos, se encuentran el Reglamento de Anuncios Publicitarios del Municipio de Tulancingo.
Indicó que estas estructuras, son certificadas por personal de la dependencia a su cargo, ya que al responsable de la empresa le piden una memoria de cálculo.
La entrevistada, agregó que el clima y la dirección del viento, entre otros factores, son temas que van incluidos en el otorgamiento del permiso con vigencia de un año. “También, se deben tomar en cuenta las características del anuncio, ya que hay auto-soportados, adosados y en función de eso, se determinan las condiciones”.
Reiteró que la colocación de las estructuras, por lo general, son sobre azoteas, por lo que se tiene que analizar, de igual manera, el cálculo estructural del edificio porque en la mayoría de los casos, puede ser que la construcción se hizo para su peso propio, pero no para una carga adicional.
Por ello, dijo, solicitan también la mecánica de suelos y con esta información, el área técnica hace la inspección y posteriormente, revisa y autoriza si el edificio tiene o no la capacidad de soporte.
Además, dio a conocer que el municipio tiene una tarifa para la colocación de anuncios publicitarios y con base en la Ley de Ingresos, se cobra de acuerdo con el uso de suelo, por metraje y por la publicidad que la estructura está representando; la expedición se cubre de manera anual y la revalidación tiene un costo menor.
“Todo esto va en función si el anuncio es auto-soportado o adosado y si es menor o mayor de 15 metros cuadrados; a su vez, se toma en cuenta si es un anuncio luminoso, si va solo con lona, para dar una cotización al interesado”.
Contemplan también espectaculares que van adosados a una fachada, como: lonas de grandes dimensiones que se catalogan, de igual manera, como anuncios espectaculares, al igual que las de los puentes.
La entrevistada dijo también que por fortuna no se han registrado caídas de espectaculares en la ciudad, pese a que el año pasado, en el mes de marzo hubo fuertes rachas de vientos que incluso “tumbaron” árboles y bardas y un letrero vial sobre la carretera estatal Tulancingo-Santiago Tulantepec.
De igual manera en una gasolinera ubicada en la carretera Tulancingo-Jaltepec, una corriente de aire, literalmente “voló” el techo que cubría cuatro bombas y anteriormente, ocurrió lo mismo con el techo de una escuela primaria ubicada en la colonia Nueva Morelos.
Conforme a la normativa, debe privilegiarse la conservación del medio ambiente, la preservación del patrimonio histórico-cultural, municipal, así como el paisaje urbano.
Por tal motivo, los anuncios que contengan mensajes, escritos, tales como noticieros y anuncios hechos a base de letreros, imágenes y elementos cambiantes o móviles sólo se permitirán en lugares visibles desde las plazas o jardines públicos o en las vías de tránsito tanto, siempre que están colocados a una altura tal que no interfiera en el señalamiento oficial de cualquier tipo y que no perjudiquen el aspecto de los edificios.
Así también, ningún anuncio tendrá semejanza con los signos o indicaciones que regulen el tránsito, ni en forma ni en palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: