Concluyó la tercera etapa de limpieza y desazolve de los ríos que convergen en Tulancingo

Con objetivo de anticiparse a la temporada de lluvias y prever posibles contingencias derivadas de la presencia de algún fenómeno meteorológico, en la temporada de lluvias y huracanes, el gobierno municipal que encabeza Jorge Márquez Alvarado, a través de la Comisión de Agua y Alcantarillado del Municipio de Tulancingo (Caamt), ha dado continuidad a las labores de limpieza y desazolve.
La primera etapa de estos trabajos inició en el Río Tulancingo, a la altura de la Avenida Gilberto Gómez Carbajal, cerca del puente Prepa 2, hasta la parte posterior de la colonia Estrella, donde se liberó de mil 400 toneladas de maleza, escombros y lodo, por más de un kilómetro, a través de 66 viajes de camión.
El director general de la Caamt, Luis Enrique Hidalgo Hernández, señaló que esta limpieza exhaustiva, encomendada por el presidente municipal a la CAAMT, da certeza y seguridad a la ciudadanía, sobre todo en materia de protección civil porque, de esa manera, se puede prevenir y evitar alguna situación complicada, derivada del acumulamiento de escombros en temporada de lluvias.
Destacó que con la labor realizada, con recursos del municipio, también aminora la presencia de fauna nociva, así como de olores fétidos en época de calor.
Hidalgo Hernández, afirmó que esta segunda etapa de limpieza del puente Bicentenario al entronque con el Río Grande, fue una labor que comprendió 320 metros lineales aproximadamente.
La segunda fase, contempló mayor trabajo de desazolve debido a la maleza generada en este tramo del Río Chico donde se une con el Río San Lorenzo, ya que se extrajeron un cinco mil 200 toneladas de desechos y se hicieron 246 viajes de camión.
Gracias a estos trabajos, dijo el funcionario, inmediatamente se realizó una tercera etapa de limpieza, que abarcó de la intersección de los ríos a la compuerta de la colonia El Cerezo, la cual se ejecutó en 700 metros lineales,
En esta faena, realizaron 52 viajes de camión y sacaron mil 99 toneladas de azolve, obra que culminó más rápido de lo planeado.
En las tres etapas, se extrajeron un total de siete mil 699.72 toneladas de escombro, en 364 viajes de camión.
Atribuyó este resultado a la entrega del equipo de trabajo que, con maquinaria pesada y de carga, cumplió el compromiso preventivo, el cual permite a la infraestructura hidráulica tener condiciones adecuadas de operación.
Estas acciones comenzaron el 25 de febrero y concluyeron el 24 de marzo, justo en los primeros 100 días de gobierno municipal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: