Ya veremos

Aunque hoy nos resulte difícil de creer, durante décadas en el Congreso de Hidalgo no hubo un solo diputado local de oposición, de tal manera que las iniciativas de ley, los presupuestos y las reformas constitucionales transitaron las más de las veces sin ningún obstáculo ni contrapeso.
Fue hasta 1981 que después de una reforma a la Ley Estatal Electoral, llegaron al Congreso Local los primeros cuatro diputados de oposición: Jorge Humberto Salinas Rojas por el PAN; Álvaro López Ríos del Partido Socialista de los Trabajadores, Lucio Rosales Yánez, del Partido Popular Socialista y María de la Luz Martínez Espinosa del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana. Nacía así la necesaria pluralidad política en el Congreso Local.
En 2018 con un triunfo arrasador, Morena y sus aliados retuvo 17 de los 18 Distritos Electorales Locales, sin embargo dos años después en la elección de Ayuntamientos este instituto político perdió toda la ventaja frente a el PRI, que logró superarlo en la sumatoria total por más de 70 mil votos.
Y ya que mañana concluyen los registros para las diputaciones ante el IEEH, vale la pena recordar que las coaliciones electorales se van a jalonear nuevamente el botín político en esa elección. “Juntos haremos Historia en Hidalgo’’, agrupa a Morena, Partido del Trabajo, el Verde Ecologista y Nueva Alianza, mientras que “Va por Hidalgo” está integrada por el PAN, el PRI, el PRD y Encuentro Social de Hidalgo. Y van solos Movimiento Ciudadano, Podemos, Encuentro Solidario, Más por Hidalgo, Redes Sociales, y Fuerza Social por México, por lo que se puede inferir que estos partidos serán determinantes a la hora de dividir el voto.
Por otro lado, será el segundo proceso en el que diputadas y diputados locales podrán buscar la reelección y en las que se forzará al cumplimiento de las medidas afirmativas de paridad de género, juventud, discapacidad, diversidad sexual y las candidaturas indígenas, lo que estirara la cuerda de las negociaciones entre las distintas fuerzas políticas.
Y ya que la situación y el contexto es sustancialmente distinto del que vivíamos en 2018, lo que se gane o se pierda, será un buen indicador de lo que sucederá con la contienda por la gubernatura del próximo año. Ya veremos, como dicen, de qué cuero salen más correas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: