LAS ALMENDRAS

La almendra forma parte del grupo de las oleaginosas, también se le llama fruto seco.  

PROPIEDADES NUTRIMENTALES

Proteínas. – las proteínas de la almendra son de fácil asimilación y completas en cuanto a aminoácidos esenciales; superadas entre los vegetales, en calidad biológica, únicamente por las de la soya.

Grasas. – más de la mitad del peso de la almendra está formado por grasas. Predominan los ácidos grasos monoinsaturados (34.1%) y los poliinsaturados ((11%), entre los que destacan el linoleico.

Hidratos de carbono. – las almendras contienen una cantidad menor de este nutrimento, que de proteínas y grasas.

Vitamina. –  son ricas en vitaminas B1, B6 y sobre todo en vitamina E. Su contenido de vitamina C es muy bajo (0,6 mg/100 g).

Nutrimentos inorgánicos. –  las almendras son uno de los alimentos más ricos en calcio y en fósforo, contienen también cantidades importantes de magnesio, potasio y hierro. Cabe mencionar que el contenido de calcio de las almendras es de 266 mg/100 g, superando con mucho al de la leche (119 mg/100 g), aunque, claro está, las cantidades de almendras que se consumen habitualmente son menores que las de leche o derivados lácteos. Las almendras son muy ricas en zinc, cobre y manganeso, oligoelementos que desempeñan importantes funciones en el organismo.

BENEFICIOS A LA SALUD

Enfermedades del sistema nervioso como estrés, depresión, fatiga intelectual o física. El equilibrio adecuado en la sangre entre los iones de calcio, magnesio y potasio, conserva el tono muscular y evita la irritabilidad nerviosa. El fósforo y los ácidos grasos poliinsaturados favorecen la producción de fosfolípidos, ingredientes esenciales de las membranas celulares de las neuronas. El consumo habitual de las almendras fortalece los nervios y tonifica los músculos.

Colesterol elevado, las almendras ayudan a disminuir los niveles de colesterol en sangre debido a la equilibrada composición de ácidos grasos y posiblemente también a su riqueza en vitamina E, de intensa acción antioxidante.

Enfermedades óseas, las almendras contienen una cantidad adecuada de los minerales que forman el esqueleto como el calcio, fósforo y magnesio, se sugiere a personas que padezcan osteopenia u osteoporosis.

Enfermedades del corazón y arteriosclerosis, el calcio de las almendras interviene directamente en la regulación de los latidos cardíacos, y controlando la tensión arterial. Así mismo la vitamina E evita la formación de placas de arteriosclerosis en las arterias.

Diabetes, por su bajo contenido de hidratos de carbono y por la calidad de sus proteínas y grasas, las almendras es un alimento que los pacientes con diabetes toleran muy bien.

Embarazo y lactancia, las almendras es un alimento ideal para mujeres embarazadas y en mujeres que lactan, la almendra tiene un probado efecto galactógeno (aumenta la secreción de leche).

Pero lo que más llama la atención no es sólo la cantidad de minerales que contiene la almendra, sino lo equilibrado de su composición nutrimental. ¡¡¡Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

PREVIA CITA

CONSULTA EN LÍNEA

Facebook Vero Callejas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: