Responsabilidad de las autoridades

El deber de respetar los derechos humanos de las personas es de todos los miembros de la sociedad, pero la obligación de garantizar dicho respeto es de las autoridades.

En consecuencia, es que el actuar de las autoridades debe de ser apegado a derecho, sin que exista justificación de una indebida actuación, puesto que de ello deviene la garantía de la seguridad jurídica de todo ciudadano consistente que todas las personas tienen certeza de su papel frente a la norma y los deberes de las autoridades sobre las mismas.

Por tanto, es que en nuestro sistema jurídico existe un órgano de control del actuar de las autoridades denominado Contraloría el cual debe de ser no solamente imparcial sino tener una independencia y debida autonomía para poder resolver con la debida diligencia y sin ataduras, dado que su labor es la acreditación de la excelencia de los servidores públicos.

En tal sentido, es que el trabajo de nuestro sistema jurídico debe de ser constante no solamente en el mejoramiento de nuestras autoridades sino en el implemento de procesos mucho más transparentes, eficientes y eficaces, mediante los cuales se establezca no solamente la responsabilidad o no de las autoridades sino si su actuar es o no digno de una autoridad.

Lo anterior, dado que en los actuales procesos de responsabilidad una de las problemáticas es su falta de publicidad y participación de quienes han sido afectados por el actuar de la supuesta autoridad infractora y por otro lado los procedimientos administrativos sancionadores como el presente caso, existe la necesidad de probar por parte de la parte afectada, siendo que las pruebas en casi todos los casos se encuentran en manos de la propia autoridad.

Razón por la cual es que quien deberá de probar haber actuado conforme a derecho es la autoridad, debiendo además probar que su actuar no solamente fue licito y constitucional, sino que fue con el mayor de los cuidados y que no se hubiese podido prever o resolver de una mejor forma, dado que la autoridad no puede ser otra más que aquella que en todo caso busque realizar su mejor actuar para la sociedad y las personas.

Lic. Juan Fernando González Espinosa

juanfer_lm@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: