OÍDOS SALUDABLES

Por diferentes motivos pueden taparse los oídos, ya sea por exceso de cera o porque ingresó agua en cantidad, además de que si no se brinda un mantenimiento adecuado a nuestro aparato auditivo, esto podría derivar en consecuencias indeseables para nuestra salud.

Una de las razones más habituales por las que se presentan infecciones en los oídos es debido a infecciones respiratorias, es decir aquellas que ocurren en el tracto respiratorio superior, como es el caso de la sinusitis o los resfriados.

El conducto de los pasajes nasales con el oído interno se llena de mucosidad y eso puede provocar taponamiento, otra de las causas es la acumulación de cera, sobre todo cuando se forman tapones muy gruesos que sólo se pueden quitar con las herramientas y conocimientos correspondientes.

Ahora bien, como se mencionó antes, el contacto con el agua puede provocar también que los oídos se tapen, por ello es por lo que los nadadores sufren bastante de este problema de acumulación de agua en el canal interno, si no usan tapones, y a su vez, esto explica por qué en verano aumentan los casos de oídos tapados, ya que la gente se sumerge en albercas, en el mar o en el río sin prestar atención al agua u otros organismos.

Otra causa, es estar a más metros de altura de lo que se está acostumbrado lo que ocasiona taponamiento en los oídos, por ello es frecuente que las personas cuando viajan en avión presenten esta molestia, sobre todo durante el despegue.

En el caso de que el aparato auditivo comience a taparse debido a la acumulación de cera, se puede hacer uso de remedios caseros, por ejemplo: mezclar en partes iguales alcohol y vinagre e inclinar la cabeza colocando algunas gotas manteniendo esa posición durante cinco minutos.

Después se coloca un poco de algodón en la oreja regresando a la posición vertical, otra opción para esta causa es mezclar gotas de agua tibia, otras de aceite de oliva o aceite para bebés, colocar en el oído de lado y dejar cinco minutos para después limpiar cualquier resto que pueda salir del oído con un paño limpio.

Si la situación del taponamiento de los oídos se produce por un viaje en avión o diferencia de presión, se puede aliviar simplemente mascando chicles. Otra buena opción es abrir la boca lo más que se pueda para forzar un bostezo, el aire que ingresa equilibrará la presión.

Por último, se aconseja siempre acudir con el médico si el problema continúa y ninguno de los tratamientos surte efecto, ya que podrá tratarse no solo de un taponamiento, sino quizá de un problema mucho más serio y que requiera de la revisión minuciosa de un especialista, así que no duden en acudir, es por Salud y Más… hasta la próxim@

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: