La transparencia en el gobierno

Hemos señalado la importancia de que la sociedad en general conozca lo que ocurre a su alrededor en los procedimientos para que tenga plena confianza en la justicia.

En el mismo sentido, los gobiernos tienen que ser tan transparentes como sea posible para que no solamente la ciudadanía sino la sociedad en general tenga plena confianza en ellos.

En consecuencia, es que en México como en muchos países se han creados institutos tendientes a transparentar las cuentas nacionales y ello genera una certeza y una seguridad de que los gobiernos son más honestos y confiables.

Sin embargo, una de las reglas establecidas es la necesidad de órganos imparciales y autónomos para poder transparentar cuentas gubernamentales, puesto que México ha sido uno de los países más criticados por la oscuridad en sus actuaciones gubernamentales, mismas que durante años fueron cuidadas y estudiadas por el propio gobierno.

Por tanto, es que se tuvo una nula confianza en un gobierno que gastaba el dinero del pueblo y posteriormente el mismo establecía que era lo que la sociedad podía conocer de la información pública y también era el mismo gobierno el que calificaba la actuación que el propio gobierno había realizado.

En consecuencia, es que se tomó la decisión como consecuencia de la democracia de crear un instituto autónomo que fuera el que calificara la actuación del gobierno y decidiera que todo se transparentara y cuidará que no existiera un solo dato oculto por el gobierno.

Si hoy nos preguntamos que desventaja tiene la autonomía de una institución que se encarga de transparentar y cuidar la publicidad de un gobierno la respuesta es que no existe desventaja alguna, por el contrario, no solamente demuestra una mayor necesidad de transparencia gubernativa.

Lo anterior, no implica un mayor gasto presupuestal, puesto que no existe otro instituto encargado de realizar dichas tareas, ya que los institutos ya mencionados son la salvaguarda y la demostración de la democracia en México una victoria que nos costo años de lucha para poder lograr transparentar y obligar a los poderes ejecutivos rendir cuentas sin que existiera una cuenta oculta.

Lic. Juan Fernando González Espinosa

juanfer_lm@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: