Recolectores encuentran a su paso todo tipo de “cachivaches”

Empleados de la dirección de Limpias y Disposición de Residuos Sólidos, encuentran a su paso todo tipo de “cachivaches”, que van desde algún utensilio hasta llantas, sillas, salas, refrigeradores, estufas, colchones y libreros, entre otros.
Estos artículos alguna vez útiles dificultan la labor de los empleados, ya que para trasladarlos a su destino final tienen que ocupar vehículos externos, pues las unidades recolectoras no tienen la capacidad para transportarlos.
El titular de esta dependencia, Ricardo Óscar García Linarte, dijo a RUTA que este problema no es exclusivo de colonias altas o de la periferia, sino que también ocurre en el centro de la ciudad.
Agregó que los reportes ciudadanos permiten detectar los lugares donde hay este tipo de basura, incluidos televisores o computadoras.
“La inconsciencia de la gente deriva en esta situación, ya que en lugar de reciclar sus cosas, darles otro uso o acudir a un centro receptor, incluso solicitar el apoyo de esta dirección, les resulta más fácil sacar a la calle estos desechos, que también se convierten en un riesgo sanitario porque también pueden genera taponamientos en las coladeras, incluso en los ríos”.
“Anteriormente, los pepenadores se llevaban sillones y colchones a sus casas, pero ahora con la pandemia, consideran que pueden ser un medio de contagio”, comentó el entrevistado.
Consideró que los pepenadores ya no cargan estos muebles en sus carretillas, debido a que se los pagan a muy bajo precio. “Por ejemplo, por un colchón les dan entre 10 y 15 pesos, por lo que mejor recolectan PET”.
Respecto a las llantas en desuso, lo definió como otro problema que deben atender, ya que es una cantidad enorme de neumáticos la que existe en el municipio y de repente no falta quien las queme, sin importar la grave contaminación que generan.
“Las llantas pueden servir para rellenar con caucho las canchas de futbol rápido y ese tiene el proyecto de llevar los neumáticos abandonados a empresas de cemento sin costo alguno, lo único que queremos, es ya no tenerlas en el municipio”, insistió el funcionario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: