EL ARTE DE LA PINTURA EN HUAPALCALCO

      La pintura es una forma de representación y un medio de expresión  mediante el color, utilizando pigmentos y aglutinantes sobre diferentes materiales, piedra, papel, cerámica, piel, lienzos, muros etc.

    Desde tiempos remotos, el hombre se ha comunicado  mediante las artes plásticas; la pintura, la escultura, cerámica, tapiz y grabado y todos con la base en el dibujo. Existen en diversos lugares de Tulancingo ejemplos de pintura rupestre cuyos temas son  el sol y la luna, la caza y la fertilidad: en Huapalcalco, Huajomulco, Metepec y Santiago, otros modelos los encontramos en los restos de cerámica prehispánica encontrados en todo Tulancingo y algunos datan de 11000 años Ac.

     La pintura mural es de fundamental en el estudio del arte y la historia de los pueblos prehispánicos: En México aún se pueden apreciar hermosas pinturas murales en Cacaxtla, Teotihuacán y en Palenque principalmente.

     Nuestros antepasados construían sus edificios de piedra los cuales cubrían de estuco elaborado de cal y arena, sobre los muros dibujaban y pintaban escenas con contenidos históricos, sobre sus deidades, símbolos, ceremonias y calendarios. En Tulancingo con la pérdida de los sitios y zonas arqueológicas se han perdido dolorosamente los restos de pintura mural.

    Afortunadamente las investigaciones al respecto nos ilustran sobre este contenido. Recientemente se publicó un interesante libro cuyo título es: 

    La pintura mural de Huapalcalco, Tulancingo, Hidalgo, México  su autora es la doctora Enriqueta M Olguìn. Editada por la UAEH.  

     La doctoraOlguìn hace un estudio detallado de los fragmentos pintados, además lo sustenta en investigaciones de grandes estudiosos como Carlos Margain, Florencia Müller, César Lizardi Ramos, Margarita Gaxiola, Carlos Hernández y Ricardo Martínez, así  como una importante bibliografía. En una de las páginas de este libro se lee el siguiente fragmento:

      Los primeros restos de pintura mural que se excavaron en Huapalcalco

      Sobre la pintura mural prehispánicaque se registró enHuapalcalco  en 1939 Carlos Margáin escribió lo siguiente:

    “En un montículo que el dueño había escombrado, había dejado libre parte del piso de cemento para convertirlo en chiquero. El puerco que allí habitaba había descubierto, al escarbar con su trompa, el comienzo de un muro en donde en una altura de 50 cm aproximadamente, se podían observar restos de pinturas de vivo colorido…”     

      La pintura mural de Huapalcalco de la doctora Enriqueta M Olguìn; no es un libro más de los escritos en Tulancingo. es un libro respaldado por muchos años de estudio e investigación escrito por una experta. Hasta el próximo viernes.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: