Contempló anterior administración cambio de cables y transformador en puente Bicentenario

La puesta en marcha del Puente Bicentenario se ha convertido en tema prioritario para la presente administración e inició ya mesas de trabajo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para solucionar el tema eléctrico.
Sin embargo, el anterior gobierno municipal asegura que sí se contempló el movimiento de cables y el transformador, pero una respuesta tardía de la paraestatal generó todo el problema.
El actual secretario de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Medio Ambiente, Plinio Islas Olivares, comentó que la obra denominada “Construcción del Puente Bicentenario” no está en operación, ya que, en su momento, quien se encargó de la planeación y ejecución del proyecto no consideró la reubicación de cables de alta tensión y el transformador eléctrico, lo cual representa un peligro para la ciudadanía.
Informó que el presidente Jorge Márquez Alvarado, está preocupado por este tema y ha encabezado mesas de trabajo con personal de las áreas de Protección Civil, Planeación y la empresa que se hizo cargo de los trabajos, con la intención de resolver este problema.
Anteriormente, dijo el funcionario, ya habían buscado a representantes de la CFE, para conocer las alternativas de solución para la remoción de los cables y el transformador.
Actualmente, agregó, están en espera de esas alternativas, sobre todo saber los costos para que con base en la disponibilidad presupuestal, determinen cuál es la mejor opción.
“La indicación del alcalde, es hacer funcional el puente, pero hay que dejar claro que fue una mala planeación, no previeron muchas cosas. Pero no vamos a quedarnos ahí estancados, vamos a buscar las soluciones en beneficio de la población”, concluyó.
Al consultar al arquitecto Eric de Jesús González García, quien fue secretario de Desarrollo Urbano, en la administración 2016 – 2020, afirmó que sí se tomó en cuenta la obra correspondiente a los trabajos de CFE.
Informó que la reubicación del cableado sí se contempló desde el inicio del proyecto y se realizó la solicitud a CFE a la par del trámite de validación en gobierno del estado, pero la paraestatal, tras una visita de campo en el mes de febrero de 2020, no le vio ningún problema para el movimiento de los cables y con base en eso se construyó el puente, pero a unos días de terminar la administración, cuando todas las acciones estaban enfocadas a la entrega recepción, la paraestatal les dio un presupuesto que no estaba contemplado para realizar los trabajos y ya no tuvieron margen de maniobra.
“Cuando se hizo el expediente del Puente Bicentenario, se inició el trámite con CFE, fue aproximadamente en febrero del 2020, incluso se realizó una visita de campo con personal de la paraestatal para enseñarles de qué se trataba la obra, ellos, desde ese momento dijeron que no veían ningún inconveniente, que sólo se tenía que hacer una reubicación de los cables y eso no significaba un tema tan complicado, por lo que continuamos con el proceso de construcción, esperando la respuesta de CFE, sabiendo que el movimiento de los cables no conllevaría una situación extraordinaria”, comentó González García.
El ex-funcionario subrayó que la CFE les presentó un presupuesto para realizar la obra eléctrica, situación que les sorprendió porque tenían conocimiento de que no se requería trabajos, con un desembolso tan considerable, además de que les respondieron prácticamente cuando estaban en la entrega – recepción de la administración.
En ese sentido, aclaró que el presupuesto que les presentó la CFE no corresponde a los 800 mil pesos, que manejó el Concejo Municipal Interino.
Respecto al resultado de la obra, Eric de Jesús González reconoció la ausencia de dos elementos ornamentales que no tiene el puente respecto al proyecto original, pero eso, dijo, fue competencia en su momento del Concejo Municipal Interino, quien prácticamente ejecutó, dio seguimiento a la obra y tuvo que verificar que realmente se cumplieran los alcances previstos.
“Yo no sé si oficialmente ya concluyó la obra, pero ahora tendrá que ser la Contraloría estatal, quien verifique si se cumplieron las metas o faltan trabajos por ejecutar”.
González García, también reconoció que derivado de las reuniones que tuvieron con vecinos de la zona, sí habían contemplado una rampa lateral que desembocaría a la calle Josefa Ortiz de Domínguez, para que los ciclistas o peatones se pudieran incorporar al bulevar Tomas A. Edison o viceversa, y no se expusieran a bajarse en pleno arroyo vehicular del bulevar Bicentenario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: