Suspendieron ayer actividades los comercios no esenciales y la Plaza del Vestido

Al igual que en abril y mayo de 2020, ayer (jueves) los negocios no esenciales estuvieron cerrados y el tradicional tianguis de Tulancingo operó al 30 por ciento, además, no se colocaron puestos entre las calles de 1 de Mayo e Hidalgo y 21 de Marzo.
Durante los meses de abril y mayo del año pasado, los casos positivos de Covi-19 no superaban los cien, pero actualmente van más de mil 430 personas contagiadas por este agente patógeno.
Debido a que 33 municipios de Hidalgo se encuentran en semáforo rojo y el número de defunciones también ha incrementado, el gobierno de Tulancingo determinó el cierre de este tipo de comercios.
En el primer cuadro de la ciudad, se pudieron apreciar cortinas de negocios cerradas, así como una movilidad mucho menor respecto a lo visto a finales del año 2020 y durante la noche previa al Día de Reyes.
Ayer (jueves) desde las primeras horas del día, se llevó a cabo un operativo en la Plaza del Vestido y sus inmediaciones, con la finalidad de que locatarios y comerciantes no se instalaran.
Policías municipales, estatales, oficiales de la dirección de Movilidad y Transporte, al igual que de la Guardia Nacional (GN), colocaron trafitambos y acordonaron los lugares donde suele concentrarse la gente.
El municipio, informó que estas medidas obedecen al incremento de casos de Covid-19, con la finalidad de detener, contener, controlar y reducir el impacto del virus SARS-CoV-2.
Aunque el sector comercial fue notificado del cierre de negocios no esenciales, en la Plaza del Vestido convergen comerciantes de diferentes destinos de la entidad y de otros estados del país.
La vigilancia fue permanente y será en las próximas horas cuando se determine si estas acciones continuarán para la siguiente semana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: