“FELIZ Y PROSPERO AÑO NUEVO”

     Termina este año 2020  para la mayoría de la población muy incierto y triste por la pandemia del COVID- 19  y por la difícil situación económica. Sin embargo con el inicio del año 2021 llegaron los buenos deseos y la esperanza de que las cosas estarán mejor.

    El envío de felicitaciones  para el nuevo año ha cambiado en los últimos 20 años, anteriormente las tarjetas, las tarjetas postales y los calendarios eran las formas más usuales para enviar los buenos deseos y publicidad, hoy por medio del internet se reciben pensamientos y frases esperanzadoras para el nuevo  año.

   En el siglo  XX, en las paredes de los hogares, oficinas, talleres y negocios era usual colgar y adornar con los calendarios, los calendarios impresos forman parte de nuestros  bellos recuerdos.

   En Tulancingo como en otros lugares al inicio del año; los comerciantes de los abarrotes, carnicerías, ferreterías, panaderías, fruterías, farmacias, talleres, cantinas etc. obsequiaban a sus clientes un calendario impreso para estas casas comerciales especialmente. Las imágenes contenían diversos temas:  históricos, religiosos, paisajes, arreglos florales y frutales, aves, perritos, paisajes marinos, fotografías de artistas de cine o cantantes. Abajo traían un mensaje como el siguiente:  

 “El señor Francisco Escorcia desea a sus clientes y amigos un Feliz y Próspero Año Nuevo que traiga mucha paz y alegría  a sus familias “.   

   El calendario contenía: las hojas de los 12  los meses, la numeración de los días, donde se podían consultar las “fechas históricas  a conmemorar, el Santoral, las fases de la luna y las cuatro y estaciones, recordar los cumpleaños y marcarlos” en fin  toda una agenda.

   En la década de los cincuenta del siglo pasado los calendarios impresos más afamados por sus ilustraciones fueron los de Galas de México, y uno de los artistas más famosos fue el Maestro Jesús Helguera, Profesor de Artes Plásticas de la Academia de San Carlos. En estos calendarios se pintaron  atractivos hombres y mujeres que  representaron valientes guerreros y doncellas aztecas como los que simbolizaron la leyenda de los volcanes del

       Aún tengo presente el grato recuerdo de este calendario, hoy su reproducción es cara y se vende para colección. No podían faltar los calendarios eróticos que exhibían a mujeres sin o con muy poca ropa  y se colgaban  en los talleres mecánicos, hojalaterías o en  carpinterías  fuera de la vista de las damas o los niños.

   Actualmente es más fácil consultar el calendario por el teléfono móvil, pero esto no se compara con la alegría y belleza de un calendario impreso. Desde esta columna, les deseamos a todos nuestros amables lectores: “Un Feliz y Mejor año 2021”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: