Varados por emergencia sanitaria proyectos de actores y actrices de Tulancingo

Justo cuando algunos jóvenes tulancinguenses, que buscaban abrirse camino en el difícil y no muy bien remunerado mundo de las artes, la pandemia por Covid-19 truncó sus sueños e ilusiones y por el momento, se encuentran en receso.
Principalmente, actores y actrices que realizaban pequeñas obras de teatro, están a la espera de que en 2021 puedan volver a los escenarios.
Ingrid Barrios, quien por su cuenta montó algunas puestas en escena, comentó que el teatro en México, es una actividad que ha luchado por mantenerse vigente en el público, pero específicamente en Tulancingo, es todo un reto trascender en esta profesión y convencer a la gente que acuda a las funciones.
La actriz, quien a sus 21 años tiene un largo camino recorrido en esta actividad, puntualizó que a través de mucho trabajo y promoción, la gente ya asistía a las obras y salía contenta, por el contenido de las mismas.
La entrevistada, dijo también que ser actriz o actor de teatro, es muy diferente a la actuación en largo o cortometrajes o en televisión.
“Aquí no hay apuntador y tienes que aprenderte de memoria los guiones y si te equivocas, no puedes parar ni repetir las escenas y el sentimiento y todas las emociones fluyen al momento. Si se nos olvida alguna parte del guion, podemos improvisar”.
Destacó que una obra de teatro, de acuerdo a la trama, se aprende en aproximadamente dos semanas.
“Este trabajo tiene sus recompensas, ya que al final la genta nos felicita y nos pregunta que cuándo y dónde habrá más obras”.
Dijo que Tulancingo si cuenta con algunos espacios para desarrollar el teatro, como Foro Arlequín, la Cineteca, auditorios y algunos cafés o restaurantes, pero a la fecha no hay un inmueble destinado específicamente para montar obras, como los teatros de la Ciudad de México o de Pachuca.
“Hay que tener paciencia aunque retomar esta carrera y hacer que la gente regrese a presenciar una obra de teatro, va a costar mucho trabajo, pero la función tienen que continuar”.
Ingrid Barrios, comentó que si algún joven tiene el talento o la vocación para ser actor, debe prepararse y estudiar.
“En Tulancingo hay una escuela donde se puede estudiar actuación, primero a nivel bachillerato y posteriormente la licenciatura.”
Ingrid Barrios a actuado en obras, como: “Autopsia a un Copo de Nieve”, “La Prudencia”, “Monólogos de la Vagina” y algunas obras de “micro-teatro”, que ella misma ha escrito y que han sido puestas en escena.
Finalmente dijo que quienes incursionen en este medio, es posible que puedan vivir del oficio, sin embargo, también tiene sus altibajos.
“Es como en estos meses, no hemos tenido trabajo, no estaba previsto que esta pandemia pudiera prácticamente paralizar al mundo y causar estragos en la economía, pero estoy segura que nos vamos a recuperar y podremos ya platicar de nuevos proyectos”. Concluyó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: