Europa Navideña

En diciembre tenemos una de las épocas más bonitas para disfrutar en familia. Es la época navideña, de vacaciones, de tranquilidad, de comer una y otra, tal vez otra (y otra más) lo de la cena navideña. Son tardes de ponche, de posada y noches frente a nuestros televisores, llenos de películas con imágenes de casas decoradas con luces de colores. Santa Claus, regalos, vino caliente, árboles hermosamente decorados y nieve, mucha nieve.
¿Qué sucede con todos aquellos que no pasamos estas fechas con nuestra familia en México? Enfocándonos un poco hacia Francia, ahí también es momento en familia y siendo extranjero, lo que buscas es el intercambio cultural, pasar estas fiestas en casa de algún amigo y su familia, visitar los tradicionales mercaditos navideños o viajar disfrutando la atmosfera del clima frío europeo.
Mi navidad el año pasado, en el 2019, les comparto, fue una mezcla de experiencias, y como salido de una película, todo inició en Paris. Todas las calles eran decoradas con luces, los jardines estaban llenos de pequeñas ferias, dónde podías encontrar juegos, pistas de hielo, la venta de chocolate caliente, vino caliente y la raclette.
Galerías Lafayette, una de las cadenas de centros comerciales de lujo ubicadas en el corazón de la ciudad, es de lo más esperado ya que son reconocidas en estas fechas por sus maravillosas vitrinas decoradas, en el interior su gran árbol que llega hasta el tercer piso y en la cima del edificio, una pista de hielo con una vista espectacular de todo Paris.
También los Campos Elíseos y su encendida de luces a toda su longitud, desde en Arco del Triunfo hasta la Plaza de la Concordia. La Torre Eiffel, la tradicional y favorita de muchos, nos llenó con luces palpitantes toda la noche al compás de cortas melodías.
Cuando estas fuera de casa, visitando o viajando otros lugares, “la noche de Navidad es festejar muchas navidades”. Hay tiempo para visitar al amigo, pero también se puede hablar con familiares a kilómetros de distancia, es vivir nuevas experiencias y compartirlas. Te das cuenta de lo afortunado y bendecido que eres y quizás no estarás precisamente en casa, pero toda esa gente con la que te has cruzado y has convivido, se vuelve tu nueva familia.
Así que sinceramente Feliz Navidad a todos, que en sus hogares se llenen de un ambiente mágico y que abunde hasta el otro lado del mundo un glorioso clima fraternal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: