Elecciones 2021: David contra el gubernamental Goliat

Tú avanza, Florestán.

Será una guerra de David contra Goliat.

Así de desigual.

Con un agravante: el Goliat Morena tiene el Gobierno, su aparato publicitario y una enorme bolsa propia y de aliados.

Aun así, sus ataques son de todo tipo.

Desde el sermón de la mañana hasta decisiones judiciales como el permiso a la intervención presidencial en el proceso electoral.

Aun así está en marcha una estrategia para debilitar en la campaña y aniquilar en las votaciones a las fuerzas opositoras con el estrangulamiento publicitario y económico.

Quieren privarlos de sus campañas institucionales –“¿a quién le interesan ahora los mensajes de los partidos?, pregunta Mario Delgado- y de la mitad de sus prerrogativas.

La acción es simple por demagógica: ceder sus tiempos oficiales y la mitad del dinero para la pandemia, cuyo manejo enorgullece al Gobierno y a sus voceros Jorge Alcocer y Hugo López.

…Y PROGRAMAS SOCIALES

Avizore usted mismo cómo será la contienda.

El partido de Estado tendrá dos aliados formales -el PVEM y el PT- y tres informales: PES, RSP y FSM.

Los tres primeros manejarán en cifras redondas una bolsa de tres mil 285 millones de pesos, más 345 de los segundos.

A esos tres mil 630 millones de pesos totales pretenden hacerles frente PAN, PRI y PRD con dos mil 923 millones.

Eso reporta el compromiso de Va por México constituido ayer por el panista Marko Cortés, el priista Alejandro Moreno y el perredista Jesús Zambrano.

Cabe una acotación: las elecciones no se ganan con dinero, pero tampoco pueden hacerse campañas y labores de convencimiento sin él.

En eso ganan el Gobierno y su partido, a cuyos enormes recursos agregan las artimañas, las promociones desde el poder y sobre todo los apoyos sociales.

Por algo postularon a superdelegados: Víctor Manuel Castro en Baja California Sur, Juan Carlos Loera en Chihuahua, Lorena Cuéllar en Tlaxcala, Indira Vizcaíno en Colima, Amílcar Sandoval en Guerrero…

De los programas clientelares a los palacios de Gobierno.

LA IZQUIERDA HISTÓRICA

1.- Mucha gente se pregunta dónde está la izquierda histórica.

Hoy al mediodía frente a Morena veremos a tres personajes: Micaela Cabañas, Genaro Vázquez y Manzano Salazar.

Si sus nombres no le dicen nada, he aquí los datos: son hijos de Lucio Cabañas, Genaro Vázquez Rojas y Othón Salazar.

Bajaron de la Montaña de Guerrero para demandar a dirigentes y candidatos “recuperar la ética y los principios de la izquierda y no buscar el poder por el poder”.

2.- Claudia Sheinbaum ha dado un paso de independencia respecto al Ejecutivo federal.

Ha decidido otorgar estímulos a empresas afectadas tras determinar nuevas medidas restrictivas en la capital.

Van desde créditos a pequeñas empresas hasta estímulos fiscales a comerciantes del Centro Histórico.

También anunció uniformes escolares pese a no haber clases presenciales y quién sabe cuándo se reanuden.

Y 2.- En San Luis Potosí se anunciaba tormenta en la oposición.

La panista Sonia Mendoza aspiraba a ser candidata a gobernadora pese al avance de Xavier Nava, quien irá por el PAN como externo.

Pero hubo entendimiento:

Ella renunció a aquella pretensión, decidieron unir fuerzas y de esa forma Nava va por la gubernatura y pronto se anunciará la postulación de Mendoza para edil de la capital potosina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: