EVITA EL MAL ALIENTO

Hoy en Salud y Más conoceremos a fondo acerca de la halitosis, una condición que suele presentarse de forma ocasional, pero en otros casos resulta crónica, esta última variante posee causas diversas, en general se produce por falta de oxígeno en la boca, pero también por la ingesta de determinados productos.

Algunos causantes temporales suelen ser: dormir durante más de media hora luego de comer, ciertos fármacos, fumar o tomar alcohol, la falta de alimentos por un largo período e incluso por no tomar mucho líquido en el día.

Hay quienes la padecen de manera crónica y los desencadenantes tienen más que ver con una placa bacteriana que se produce en la lengua y que alberga bacterias anaeróbicas, éstas proliferan en sitios como encías inflamadas, espacios interdentales, pliegues de la lengua, y otros.

Existen condiciones menos frecuentes que hacen que aparezca un mal aliento como las afecciones en el tracto respiratorio, secreciones post nasales, o algunos tipos de infecciones pulmonares.

El problema comienza cuando esto afecta nuestra vida social o laboral, por ello hay que poner mucha atención cuando se llega a detectar, pero, ante este panorama ¿qué se debe hacer?

Primero que nada consultar un especialista que determine si se padece de halitosis, para que de esta forma recomiende el tratamiento adecuado dependiendo el caso.

Aún con esto, la sugerencia también radica en llevar a cabo una serie de recomendaciones desde casa, de modo de que la situación o problema de mal aliento vaya en disminución.

Por ejemplo, después del cepillado los dientes, disolver un par de cucharadas de sal en agua tibia y con esta solución hacer gárgaras, esto elimina bacterias y previene el sarro.

Preparar un enjuague bucal casero con salvia roja hervida en medio litro de agua también ayuda, ya que si se adquiere algún enjuague que contenga alcohol, esto agrava el problema.

De igual manera el perejil hervido con clavos de olor da buen resultado, de hecho con solo masticar las hojas de esta hierba, ayuda a combatir las bacterias y por ende a mejorar nuestro aliento.

Recuerden que si aún con todos estos consejos persiste el problema, se debe visitar al especialista, quien seguramente dará el mejor remedio para mitigar el padecimiento y valorará las causas del mismo, es por Salud y Más… hasta la próxim@.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: