HÁBITOS SALUDABLES

Los buenos hábitos forman parte de la prevención ante cualquier enfermedad por pequeña que sea, desde un resfriado, hasta las enfermedades crónicas degenerativas, tales como la obesidad, la diabetes, la hipertensión arterial y el cáncer, entre otras. En consecuencia, los buenos hábitos permiten lograr mejor control de las enfermedades, mejor calidad de vida y una vida más duradera. Está comprobado, científicamente, que se necesitan 21 días para modificar un mal hábito por uno bueno, desde dejar de fumar, iniciar la práctica del ejercicio físico y tomar agua, entre otros.

BUENOS HÁBITOS PARA LA VIDA DIARIA

  • Uno de los buenos hábitos es el desayunar de manera adecuada y todos los días, es impresionante observar la gran cantidad de personas que no desayunan. Siempre recomendaré desayunar cada día, sabemos que es el alimento con el cual arrancamos el día, debe contener el 30% de las calorías que nos corresponden a cada uno, sin con ello soslayar la importancia de considerar la individualidad y requerimientos de cada persona. Tener una rutina en horarios de comida, también es un buen hábito, es decir, así como nos levantamos y nos bañamos por las mañanas preparándonos para nuestra jornada de trabajo diariamente, debemos organizarnos para el resto del día, lo que debe incluir el horario para ingerir nuestros alimentos.
  • Tomar agua simple es un hábito que contribuye mucho a contar con buena salud, parece fácil decirlo, pero muchas personas expresan que se les olvida tomar agua, ¿cómo no se les olvida tomar café, refresco o fumar? Nuestro organismo, está formado por el 70% de agua para sus diferentes necesidades, tales como el buen funcionamiento del metabolismo, mejorar el trabajo de los diferentes órganos, tales como los riñones, pulmones, intestinos, hígado, corazón y páncreas, entre otros.
  • Realizar ejercicio cardiovascular o aeróbico es un gran hábito, caminar aprisa por lo menos 30 minutos cinco veces por semana tendrá múltiples beneficios para su organismo y su salud en general. Por ello es muy importante tener una evaluación tanto médica, como nutricional y conocer las condiciones y necesidades de cada persona, el ejercicio también debe ser selectivo, es decir, no todo ejercicio físico es para todos.
  • Otro buen hábito es dormir adecuadamente, es de vital importancia, tener cada día un sueño reparador, por lo menos 7 horas continuas, el dormir bien nos prepara para tener la energía suficiente para las jornadas de trabajo. Dormir bien ayuda a conservar la integridad del circuito neuronal implicado en la memoria y el aprendizaje, además fortalece las defensas del organismo y aumenta la resistencia de nuestro cuerpo a las enfermedades. El aparato circulatorio realiza menor esfuerzo cuando estamos acostados, que durante el día; la posición vertical hace que el corazón se  esfuerce más para enviar la sangre. Los buenos hábitos traerán como consecuencia  la prevención de enfermedades y tener una excelente calidad de vida. ¡¡¡Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN   cel. 7711300748

PREVIA CITA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: