Concluyen ejidatarios primera etapa de rehabilitación de canal de riego del distrito I

Luego que el canal de riego que surge en la presa de Santa Teresa, atraviesa la colonia El Paraíso y parte de la zona sur de Tulancingo, sumó varios años sin ningún tipo de mantenimiento, los usuarios del módulo uno Aguas Blancas de la Presa La Esperanza, concluyeron la rehabilitación de la primera etapa del conducto principal.
Ricardo Hernández, presidente de dicha asociación, explicó el proceso que llevó este trabajo, al que pretenden dar continuidad en 2021, con la segunda etapa.
“El canal de riego ya presentaba un deterioro muy fuerte, la mitad de su capacidad hidráulica estaba ocupada por el azolve, platicamos los usuarios y acordamos una cooperación de mil 100 pesos por hectárea, para la limpieza del canal principal que comprende de la presa derivadora de Santa Teresa hasta la carretera Tulancingo- Santiago, a la altura del puente de la Preparatoria 2 y el canal medio, el cual empieza en la hacienda de Exquitlán hasta el ejido Santiago”, detalló.
Recordó que tardaron aproximadamente seis semanas en concretar el desazolve, con el dinero que aportaron los ejidatarios y posteriormente, gestionaron recursos ante la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), que les otorgó 157 mil pesos para este año 2020.
Sin embargo, los usuarios tuvieron que poner otro tanto y la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de Hidalgo (SEDAGROH) les dio 18.3 toneladas de cemento para el cambio de concreto dañado.
Además, el ex candidato a la presidencia municipal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Jorge Márquez Alvarado, les otorgó cinco toneladas de cemento y la diferencia la pusieron los usuarios.
Con este recurso, dijo Ricardo Hernández, alcanzaron a cubrir 150 metros lineales del canal principal, en el tramo de la presa Santa Teresa hasta el primer chifón, con lo que ayer (jueves) concluyeron la primera etapa.
Adelantó que el próximo año tocarán nuevamente las puertas de la CONAGUA, para continuar con una segunda etapa, mientras los usuarios del canal llevarán a cabo tareas de limpieza de manera frecuente, para que no se repita la misma situación que propició el deterioro del canal.
A su vez, resaltó la importancia de rescatar el canal porque contrario a lo que muchos piensan, es de mucha utilidad a la sociedad.
“El interés de muchos que nos dedicamos a la agricultura no solo es la obtención del forraje, hemos escuchado de manera trillada lo de la contaminación de la atmósfera por carbono y la única forma de fijar el carbono al suelo, es mediante las plantas a través del proceso de fotosíntesis, entonces, si conservamos áreas verdes, de cultivo o de recreo, estamos contribuyendo con la naturaleza a eliminar la contaminación y este canal alimenta a esas áreas verdes”.
Actualmente, el canal de riego tiene la tarea cubrir 50 hectáreas de El Paraíso; en el ejido Santiago, ocho hectáreas; ejido Zapotlán, 10 hectáreas; propiedad privada, 10 hectáreas más; ejido Mimila y Caltengo, 30 hectáreas aproximadamente, detalló Ricardo Hernández tras insistir que quienes piensen que este conducto ya no tiene utilidad, está equivocado.
Finalmente, Ricardo Hernández pidió a las autoridades del gobierno federal volteen al campo con apoyos, que lo hagan directo como dicen que lo están haciendo para evitar la corrupción, pero que lo hagan, que vengan y se den una vuelta para acá, “Con la eliminación de fideicomisos, no pudimos lograr un seguro agrícola, por lo que pedimos que razonen un poco más, que aterricen lo que tengan aterrizar y den ayudas concretas a quienes estamos trabajando”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: