ALIMENTACIÓN Y GASTRITIS

especialmente en la etapa de la adolescencia cuando los jóvenes aún no tienen hábitos alimentarios establecidos; los horarios, el consumo excesivo de alimentos grasosos, así como saltarse las comidas provoca riesgo de padecer gastritis.

CAUSAS MÁS FRECUENTES

  1. Alimentos.- el consumo excesivo de alimentos irritantes, condimentados, picantes  o con un alto contenido de grasa como alimentos fritos, empanizados o capeados, bebidas gaseosas y café.
  2. Medicamentos.- la ingestión de ciertos medicamentos son agresivos para la mucosa gástrica ya que la mayoría son muy irritantes.
  3. Alcohol.- el consumo excesivo de bebidas alcohólicas especialmente las destiladas como el whisky, tequila, brandy, vodka, ron y ginebra.
  4. Tabaco.- el consumo de tabaco agrede mucho
  5. Infección bacteriana.- la infección de la bacteria llamada Helicobacter pylori origina una respuesta inflamatoria y disminuye la defensa que ofrece la mucosa. Esta bacteria puede estar presente hasta en un 60% de la población, pero solo en algunos casos llega a provocar alteraciones patológicas que puede llegar hasta el desarrollo del cáncer.
  6. Estrés.- las preocupaciones provocan un elevado grado de tensión lo cual ocasiona una mayor producción de jugo gástrico que actúa contra la misma mucosa cuando el estómago está vacío.

Cualquier agente anterior es motivo de gastritis y si existen más de dos agentes agresores el daño es aún más grave ya que en el estómago la producción excesiva de ácido clorhídrico y la elevación sostenida del ácido posibilita más la inflamación y la posterior ulceración de la mucosa gástrica. Esto es, primero se inicia con una pequeña o leve inflamación la cual si no es tratada a tiempo se puede llegar a convertir en una úlcera a nivel esófago, estómago o duodeno.

RECOMENDACIONES

  1. Se sugiere una dieta blanda, alimentos de fácil digestión en la que se incluyan alimentos preparados con poca grasa.
  2. Limitar e eliminar el consumo de especias y condimentos como el picante y la pimienta entre otros.
  3. Eliminar el consumo de café, alcohol, chocolate, refrescos y bebidas que contengan cafeína.
  4. Evitar frutas y verduras crudas y ácidas.
  5. Se pueden consumir alimentos con fibra, especialmente fibra soluble ya que la fibra es necesaria para el buen funcionamiento del colon. Se ha encontrado que el aumento en la ingestión de alimentos con fibra dietética es inversamente proporcional a la presencia de úlcera duodenal, por lo que se considera un factor protector.

Las comidas  de gran volumen estimulan la secreción gástrica, por lo que se recomienda fraccionar la dieta: desayuno, comida, cena con dos a tres colaciones diarias entre comidas ya que no puede pasar más de 3 a 4 horas con el estómago vacío para evitar el ardor y dolor. Recuerde que lo importante antes de la curación es la prevención.   ¡¡¡Baje de peso e inicie un nuevo estilo de vida!!!

CONSULTORIO DE NUTRICIÓN   cel. 7711300748 

PREVIA CITA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: