AUMENTA LOS NIVELES DE VITAMINA “D” EN TU ORGANISMO

Sin duda alguna, los alimentos son la fuente principal de todas las vitaminas, excepto de la vitamina D, ya que es la única cuya fábrica principal es el propio organismo, pues el 90 por ciento la produce nuestro cuerpo a través de un proceso complejo que inicia en la piel, con la ayuda de la luz solar, así que hoy en Salud y Más, platicaremos de como aumentar los niveles de esta importante vitamina.

Inicio mencionando que la razón de que exista esta deficiencia es porque nos hemos habituado a vivir la mayor parte del día en espacios interiores, debido a las largas jornadas laborales en oficinas, tiendas, etc. y donde, aunque haya luz, no nos da el sol.

Asimismo, al hacernos mayores la piel pierde capacidad para producir vitamina D, y los riñones, que la transforman para que sea aprovechada, también trabajan con menos agilidad.

Otra de las razones de su carencia es que nos aplicamos cremas para protegernos del sol que impide la síntesis de este complemento tan necesario, situación que se muestra reflejada de manera directa en los huesos, presentando la conocida osteoporosis por descalcificación.

Del mismo modo, al no existir presencia de vitamina D en el organismo, es más fácil desarrollar problemas de hipertensión, una baja considerable de defensas en el sistema inmunológico, obesidad, depresión, tumores de colon, mama o próstata e incluso riesgo de demencia y alzheimer.

Con un análisis de sangre se puede constar la falta de esta vitamina tan importante, pero hay algunas pistas que nos sirven como aviso del déficit, como, por ejemplo: tristeza constante, peso elevado, dolor de huesos, fatiga, o sudor de cabeza, siendo los signos más clásicos.

Por ello, se recomienda tomar lo que se conoce como “baños de sol” las primeras horas de la mañana, bastando únicamente con 15 minutos para activarla a través de nuestra piel.

También, aunque en poca proporción, algunos alimentos pueden ofrecer una dosis complementaria, como lo son el salmón, sardina, arenque, atún y el aceite de hígado de pescado. Lo mismo sucede con la yema de huevo y los champiñones.

Finalmente hay jugos naturales que brindan un aporte de vitamina “D” y que se pueden consumir todos los días en casa y los cuales compartiré de manera posterior, así que, mantente pendiente, es por Salud y Más…. Hasta la próxim@. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: