Propone Osorio iniciativa para tener recursos en emergencia sanitaria

El coordinador del PRI en el Senado de la República, Miguel Ángel Osorio Chong, propuso una iniciativa de reforma al artículo 21 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, para que el Ejecutivo Federal pueda disponer de los recursos económicos necesarios en caso de que se declare en el país una emergencia sanitaria.
Señala que en caso de que durante el ejercicio fiscal disminuyan los ingresos previstos en la Ley de Ingresos, el Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría, podrá aplicar las siguientes normas de disciplina presupuestaria:
“En caso de que el Consejo de Salubridad General, mediante decreto, declare emergencia sanitaria, podrá reducir los gastos en programas prioritarios de infraestructura hasta en un 75 por ciento, exceptuando los gastos de inversión pública en infraestructura educativa, de salud y seguridad.
Y que del total de recursos obtenidos ante la disminución a la que hace referencia este apartado, se destinará un 70 por ciento en actividades de protección de la salud y la economía nacional, y en un 30 por ciento a la protección de los pueblos y comunidades indígenas, promoción de la cultura, atención de víctimas y equidad de género.
Manifestó que el objetivo principal de su propuesta es generar una redistribución equitativa de los recursos asignados en el Presupuesto de Egresos de la Federación con la intención de inyectar recursos líquidos a distintos sectores estratégicos que faciliten la recuperación económica del país.
Para ello, a través de la detección de gasto en infraestructura y sin detener la evolución de dichos proyectos, se redirija el presupuesto asignado hasta en un 75% a aquellas actividades prioritarias y de atención en el corto plazo que protejan la integridad social de las y los mexicanos.
Osorio Chong comentó que las recientes declaraciones del Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, respecto al panorama económico y financiero de México, revela la severidad del problema que se ha derivado a partir del desarrollo de la pandemia del COVID-19, toda vez que, pese a prever un rebote en el crecimiento del PIB, el escenario de recuperación para los siguientes años es adverso y por de más complejo.
“Ante ante un contexto global y nacional en el que la pandemia ha repercutido de forma severa en la economía internacional, se debe replantear el accionar del Estado, como agente económico caracterizado por salvaguardar los mejores intereses de sus gobernados”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: