Quejas contra autobuses línea Tizayuca

Las quejas por parte de automovilistas y motociclistas contra operadores de autobuses de la línea Tizayuca, son frecuentes porque exceden los límites de velocidad y generan accidentes, principalmente sobre el tramo comprendido entre su base ubicada a la altura de la Central de Autobuses y el entronque Pitula.
El percance más reciente, de acuerdo con información emitida por José Luis Juárez, vocero de Cruz Roja, se registró a la altura de la colonia Javier Rojo Gómez, donde una unidad de la citada empresa impactó a cuatro vehículos.
Según testigos, el autobús circulaba a exceso de velocidad y al rebasar golpeó a un automóvil, por lo que el operador perdió el control y por poco vuelca; sin embargo, no pudo evitar impactar a los demás automóviles, sin que hubiese personas lesionadas.
Existen antecedentes de otros percances suscitados, que incluso han ocasionado riñas, como ocurrió en abril de 2016, cuando un “Tizayuca” impactó a una camioneta en el crucero Huapalcalco y los afectados retuvieron al chofer, poncharon las llantas y amagaron con incendiar la unidad.
De igual manera, algunos usuarios han expuesto que durante el trayecto Tulancingo-Pachuca-Tizayuca-Ciudad de México, los operadores literalmente “echan carreritas” con los de otras líneas y que el trato por parte de éstos y los cobradores, es déspota y llevan exceso de pasajeros.
En 2018, el ex alcalde Fernando Pérez Rodríguez informó que haría lo posible con dialogar con representantes de esta línea para dar solución a algunas quejas, pero todo quedó en el tintero

3 comentarios en "Quejas contra autobuses línea Tizayuca"

  • el 27 julio, 2021 a las 6:47 pm
    Enlace permanente

    Tanto los checadores del paradero 30-30 como algunos choferes de la línea México Tizayuca todo el tiempo permanecen sin ponerse el cubrebocas y así se suben a las unidades a recorrer al pasaje y muchos choferes circulan a exceso de velocidad como es el caso del autobús en el cual vengo viajando con dirección a Tizayuca

    Respuesta
    • el 15 agosto, 2021 a las 10:14 pm
      Enlace permanente

      Gracias por tu comentario Elio, tomado el reporte

      Respuesta
  • el 20 septiembre, 2021 a las 12:25 pm
    Enlace permanente

    El domingo 19 de septiembre de 2021, a las 21:00 horas, el autobús No. 034, con placas 151-HI-1, un autobús conducido por un señor con físico robusto y moreno, acompañado por un señor también moreno, delgado, el cual que no puede hacer uso del habla ya que se comunica con los pasajeros mediante señas y sonidos guturales; salió de la terminal ubicada dentro del Fraccionamiento Haciendas de Tizayuca, con rumbo a la Ciudad de México, específicamente al Metro Potrero, el autobús no venía lleno, sin embargo, del total de pasajeros, aproximadamente la mitad de ellos no traían cubre bocas, el cual es “Obligatorio”; hice el cuestionamiento al chofer y me dijo que él no podía hacer nada si las personas requieren el servicio, a mi me parece que las personas requieren con mayor razón de la propia vida, que de su servicio; posteriormente fue subiendo personas a bordo sin cubre bocas, hice la observación y ambos se mostraron molestos a mis comentarios, moviendo negativamente la cabeza, yo comenté a ambos que deberían mover la cabeza negativamente por esos pasajeros sin cubre bocas e incluso por ellos mismos por contribuir a la propagación del virus Covid-19. Para mi son, de manera indirecta, responsables de la enfermedad y muerte de los ciudadanos pues con sus acciones u omisiones están contribuyendo a lo antes mencionado.
    Si a las personas se les indica que NO pueden abordar si no hacen uso del cubre bocas, pienso que así entonces seguirían las reglas de salud establecidas.
    Para mi una persona que no usa cubre bocas es considerada altamente probable como contagiada de covid, quizá es asintomática, pero seguramente no sabe que está asesinando a las personas al no cubrirse o seguir las medidas sanitarias.
    Tal vez no saben el dolor que significa perder a los seres queridos o ver a aquellos que queremos enfermos, sufriendo y no poder hacer nada.

    Respuesta

Responder a Juan Manuel Aguirre Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: