¿MAL OLOR DE PIES?

Los pies, así como otras zonas del cuerpo donde hay más glándulas sudoríparas, como las manos, las axilas o la cara, muchas veces se ven afectados por la hiperhidrosis o exceso de sudoración, y definitivamente, una de las situaciones más incómodas y que muchas personas han experimentado, es cuando, al quitarse los zapatos, se libera un olor desagradable, por eso hoy en Salud y Más, conoceremos soluciones al respecto de este trastorno.

De acuerdo con los especialistas, cuando existe una sudoración en los pies acompañada de mal olor, se genera la bromhidrosis, esto sucede cuando ciertas bacterias se alojan al andar descalzos o al tener contacto en lugares húmedos y con poca higiene e incluso al padecer ciertos problemas que tienen que ver con el metabolismo.

Ante esto, lo primero que se recomienda es tener hábitos de higiene adecuados mediante el uso de jabones antibacterianos, además, se debe procurar secarse bien los pies después de la ducha y usar tratamientos desodorantes en polvo, crema o spray sobre los pies y dentro de los zapatos.

Otras alternativas incluyen la variación del calzado diariamente, dejar que los zapatos se aireen y sequen bien después de usarlos, situación que ayuda a evitar la proliferación de las bacterias en su interior.

Una opción para desinfectar y refrescar los pies es remojarlos en una solución de agua con vinagre o sal, este proceso debe durar unos 15 minutos para luego sacarlos muy bien, de igual modo, se puede usar el té negro para ello.

Ahora bien, un remedio eficaz y fácil de realizar en casa para tratar el mal olor en esa zona es preparar un talco casero que, aparte de absorber el sudor, mantiene los pies frescos y secos.

Solo se necesitan cuatro cucharadas de harina de arroz, cinco cucharadas de maicena o almidón de maíz, seis gotas de aceite esencial a elección (lavanda, ciprés, pachulí), una cucharada de bicarbonato de sodio y media cucharada de polvo de alumbre.

En un recipiente plástico se mezclan todos los ingredientes y se dejan reposar durante un día, posteriormente solo hay que esparcir un poco del talco que se preparó dentro del calzado y dejarlo actuar durante la noche, de igual manera hay que aplicar una pequeña cantidad del polvo en los pies antes de colocarse los calcetines y los zapatos.

Esta preparación resulta un tratamiento que, sin duda, tendrá un efecto positivo sobre la situación, ya que el mal olor de los pies es una molestia que afecta a bastantes personas, sin embargo, y contrario a lo que muchos creen, es de fácil solución, por lo que los invito a utilizarlo, es por Salud y Más… hasta la próxim@. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: