Domingo electoral

El día de ayer los hidalguenses salieron a votar para renovar los 84 ayuntamientos del estado y lo hicieron en mayor número del esperado. Vale la pena reconocer el ejercicio cívico per se, pero ahora más que nunca se agradece la participación porque la pandemia del covid-19, parecía que iba a ahuyentar a un número considerable de electorales.

Al final, con los bemoles de toda elección, se pudo lograr el cometido de generar condiciones para que los ciudadanos expresaran su voluntad a través de las urnas. De tal suerte, que la nota favorable es para quienes cuidaron las casillas (funcionarios y representantes) y para quienes ejercieron su derecho político de sufragar. 

Pero por desgracia también hubo otras notas. Hasta muy entrada la noche, no había forma de conocer las tendencias a través del Programa de Resultados Preliminares (PREP); por alguna razón, desconocida hasta ese momento, la empresa que se contrató para tal fin incumplió con su tarea.

En automático la instancia electoral manifestó que tomaría medidas legales al respecto. Hay que recordar que para dar certeza a los comicios se realiza un acopio de todas las actas que llegan a los Consejos Municipales, donde todos los integrantes de los partidos políticos tienen representación.

Ahí, autoridades electores dan lectura de las actas y se publican los resultados. La pregunta que se realiza con frecuencia sobre este programa es ¿por qué son resultados preliminares si se leen de las actas oficiales? La cuestión es que si viene alterado un resultado, dañado un paquete electoral o existe cualquier inconformidad, ese paquete se deja intacto y se computa hasta el próximo miércoles en una sesión denominada de cómputo y validez.   

Al parecer se trabaja doble. Pero lo cierto es que las irregularidades suelen ser menores. De tal manera, que el PREP proporciona resultados con más del 90% de las casillas computadas. En suma, da certeza al resultado porque el mismo día se conocen las tendencias. 

Pues bajo esquema la autoridad electoral falló. A las diez de la noche, todavía no había forma de consultar los resultados preliminares. Una desgracia para el IEEH que había ganado reconocimientos a nivel nacional por la eficiencia de este sistema. En ese particular los hidalguenses mereces explicaciones claras sobre esta inconsistencia.

Al final de la jornada electoral se podía aventurar que el estado de Hidalgo el poder político tendrá una nueva distribución. Casi todos los partidos se llevarán algunos ayuntamientos incluso se tendrá presencia de presidentes municipales independientes.

Ese es un reflejo de que las condiciones han cambiado. Se acabó el partido dominante de hace algunos años y aunque todavía le alcance al PRI para sacar triunfos en algunas demarcaciones, lejos quedó ese “carro completo”.

Sin tener todavía resultados oficiales la misma noche del domingo Morena y el PRI se dieron como triunfadores de la contienda en Pachuca, Tulancingo y Mineral de la Reforma. Ese acto irresponsable, en parte porque no funcionó el PREP, sólo nos indica una cosa la elección terminará en tribunales.

Ojalá que se respete la voluntad de las personas expresada en las urnas. Y por minucias se caiga el mandato general. Hay que esperar unas horas para ver la nueva configuración del poder en los ayuntamientos que tomarán posesión el próximo 15 de diciembre.

Enrique López Rivera

2010_enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: