Difícil situación afronta sector textil en Tulancingo, quedan pocas fábricas de este ramo

El ramo textil en Tulancingo afronta una situación difícil debido al aumento de la materia prima y los pedidos y las ventas van a la baja.

Así lo expresó Jesús Vera, secretario general de La Central de Delegaciones y Obreros Región Tulancingo.

“En este momento las personas que son contratadas eventualmente, no tienen trabajo hasta nuevo aviso o que el panorama mejore”. Citó.

Agregó que de 26 fábricas que había en la región solo quedan ocho en la actualidad y de 3 mil 886 empleados, con esta situación, quedan 1923.

“Esperamos que los contagios disminuyan para que se vuelvan a reactivar algunas fábricas y los trabajadores tengan dinero para mantener a sus familias.”

Dijo también que pese a estas adversidades, hay empresarios que han hecho grandes esfuerzos por sostenerse, pero otros desafortunadamente han tenido que cerrar sus puertas.

En el mismo sentido, algunos empresarios tuvieron que modificar el tipo de producción, para mantenerse en el mercado, como Alberto Aranda quien es propietario de una industria textilera.

El entrevistado dijo a RUTA, que se vislumbraba un año complicado, por la situación que se venía arrastrando desde 2019 ya que estaba reciente el ingreso del nuevo gobierno federal y normalmente siempre se contrae la economía.

“Por el tema del Covid-19, nuestros clientes como Sears, Liverpool, tuvieron una disminución bastante considerable y nosotros teníamos una sinergia comercial muy importante; lo que ellos no vendieron se vio reflejado en nosotros, nos dejaron de comprar.”

Ante ello, tuvieron la flexibilidad de cambiar de giro y fabricar cubrebocas, lo cual permitió  un “respiro económico” de 7 a 8 semanas, ya que se convirtió en un producto sumamente codiciado.

“Con ello pudimos hacer cierta caja para poder afrontar en estos meses y en la siguiente parte del año, nos hemos dedicado a los uniformes médicos; todo ha sido a través de encontrar un nuevo proyecto de negocios, porque no recibimos ningún tipo de ayuda por parte del gobierno y tenemos que seguir pagando impuestos.”

Así, han podido sostener la plantilla de empleados. “Ellos son muy productivos y contrario a otras empresas estamos ofreciendo condiciones justas de trabajo, es decir sin reducciones de sueldos, ni trabajar a la mitad.”

Aranda dijo que contrario a esta adversidad, han logrado sobrevivir económicamente.

Sin embargo, no todos los empresarios han contado con este destino, porque se quedaron sin pedidos y lo que tenían de inversión, lo fueron utilizando para comer y pagar servicios básicos como luz, agua, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: