La Suprema Corte y la consulta popular

No estoy en contra de la publicidad de la justicia, pero si me he de autodenominar como una persona contraria a la popularidad de la justicia. Sin lugar a dudas, el pueblo no es todas las ocasiones es quien tiene la respuesta correcta a las mejores preguntas, lo que es más en gran parte de las veces es quien no tiene las mejores preguntas.

Lo anterior, es la razón por la cual es que se decidió desde hace siglos que estudios de la norma fuesen quienes se encargaran de la impartición de la justicia, que si bien tiene errores no es comparable con el gran número de errores que cometen cuando se juzga con solamente el sentido común.

En tal sentido, no intento sostener que la población deba desconocer los juicios o por el contrario que debe desapegarse de la labor jurisdiccional. Por el contrario, su deber es actuar y preocuparse como espectadores y críticos del sistema, pero ello no los vuelve participes del mismo.

La critica ante el propio sistema es fundamental para mejorarlo y crear un país democrático y plural. Sin embargo, la resolución de la máxima autoridad jurisdiccional de nuestro país rompe con los principios de justicia de nuestro país y es una burla al propio sistema democrático.

En primer punto, debemos de señalar que el pueblo no puede decidir a quien se juzga y a quien no, recordemos el juicio a Jesucristo, la mayor injusticia en la historia fue resuelta por un plebiscito, pues aún el juez sabiendo de su inocencia se lavo las manos y dejo que el pueblo condenara a un inocente.

En segundo punto, debemos de entender que la persecución de un delito no puede ampararse bajo la premisa de una votación, si todo ciudadano es igual ante la ley, todo ciudadano debe de ser perseguido bajo la misma premisa.

Finalmente debemos de puntualizar que de permitir consultas populares el principio de presunción de inocencia se quebrantaría los propios juzgadores estarían viciados en su opinión para actuar bajo la premisa de culpabilidad, debiendo absolver bajo una violación a un derecho humano.

Lic. Juan Fernando González Espinosa

juanfer_lm@hotmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: