DISMINUCIÓN DE LAS OJERAS

Hoy en Salud y Más, hablaremos de uno de los problemas estéticos que más afectan a la población de todo el mundo son las famosas ojeras, estas reflejan la falta de sueño, el agotamiento, el estrés y algunos tipos de enfermedades.

Muchas veces se acompañan de las llamadas “bolsas”, dando una apariencia cansada a la piel, además de que con el paso del tiempo, se convierten en un signo temprano del envejecimiento y resulta muy difícil atenuarlas.

En ocasiones se opta por disimularlas cada día con un poco de maquillaje, ya que este ayuda a darle un tono más uniforme y fresco a la piel, no obstante, este truco no es suficiente para reducirlas desde su origen y, tras finalizar el día, se continúa con el problema.

Existen métodos 100% naturales que activan la circulación en la zona para aumentar la oxigenación de las células y la disminución total de esos círculos oscuros y que permitirán lucir una mirada más joven y radiante al siguiente día de su aplicación.

Éste preparado casero para combatir las ojeras se obtiene de una combinación de ingredientes saludables como el pepino, la papa y la prodigiosa miel de abejas, resultando en un tratamiento antioxidante y anti-inflamatorio que, entre otras cosas.

También disminuye el tamaño de las bolsas y esas pequeñas arrugas finas conocidas como “líneas de expresión”, siendo además una gran solución contra esos oscurecimientos que afectan el contorno de los ojos.

Pero eso no es todo, las propiedades de la preparación mantendrán la piel humectada y, de paso, evitarán la formación de bolsas, arañitas y otras imperfecciones.

Necesitaremos media taza de jugo de pepino, un cuarto de taza de jugo de papa, y un cuarto de taza de miel de abejas, combinaremos los ingredientes con ayuda de una licuadora y el resultante lo envasaremos en un frasco de vidrió con tapa hermética.

Para la aplicación primero hay que limpiar las áreas a tratar y eliminar todo rastro de maquillaje, después proceder a colocar una fina capa del producto y dejar actuar 20 minutos, para después enjuagar con agua tibia.

Este proceso hay que llevarlo a cabo mínimo 3 veces por semana, donde en cada aplicación se conseguirá una mejoría notable en la disminución de las ojeras.

La mezcla que sobra se guarda en refrigeración para mantener sus propiedades, así que ya lo sabes, eliminar las ojeras no es tan difícil como muchos piensan, ¡compruébalo!, es por Salud y Más… hasta la próxim@

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: