Morena hidalgo traicionado por sus dirigencias nacional y estatal

Transportándose en varias camionetas de transporte público, un autobús y vehículos particulares, decenas de manifestantes morenistas de diversos municipios hidalguenses reanudan el plantón y la huelga de hambre este lunes 14 de septiembre.

La exigencia es la misma que los ha hecho protestar por más de un mes en la vieja casona morenista de la calle Chihuahua en la colonia Roma, respeto a las bases para la propuesta libre de candidatos, no imposiciones de nadie, especialmente por parte de líderes de grupos delincuenciales o de operadores políticos de gobierno del estado.

Otra de las exigencias es la remoción pendiente desde diciembre de 2019 del representante de morena ante el I.E.E, situación que se dirime en este momento entre Ramírez Cuéllar y Carlos Mendoza del C.E.E. quienes ante los militantes se han culpado mutuamente de no hacer lo necesario para remover a Alejandro Olvera Mota, operador de Sosa Castelán y responsable de haber presentado las planillas con sus designados.

La interrogante es clara; ¿A cuenta de qué, se le está dando al grupo universidad el derecho a imponer candidaturas haciendo a un lado el derecho ganado por el trabajo de años de los fundadores y militantes para acceder a dirigir al partido que crearon?

¿Exactamente qué motivo las acciones e infracciones culposas por parte de las dirigencias estatal y nacional?

Corren versiones a esta hora de que finalmente estaría siendo removido Olvera Mota, casi un año después y ya que consumó su encomienda de infiltrar a quienes su patrón le ordenó y de destruir a Morena Hidalgo, favoreciendo obviamente también con candidaturas débiles a propuestas de otros partidos, en lo que se aprecia al mismo tiempo como la operación de tentáculos desde los sótanos del gobierno estatal priista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: