Advierten inconsistencias y errores en proyecto de ley de Desaparición forzada

Activistas lamentan las inconsistencias en el proyecto de Ley en Materia de Desaparición Forzada y por particulares, presentada en el Congreso local, por el diputado panista Asael Hernández, al no ser consultadas las organizaciones civiles, ni los familiares.


De acuerdo con Ana Lara Vargas, de la organización Colectiva de Mujeres contra la Violencia, la presentación de esta iniciativa cuenta con varios errores, además de que lamentó que en el debate programado por la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas del Estado de Hidalgo, no se haya tomado en cuenta a ninguna mujer.


Calificó esta acción como “un club de Tobi”, al no incluir en el debate ni a mujeres ni a familiares, al panel denominado “Rumbo a la creación de una ley en Materia de Personas Desaparecidas”, pese a que son las mujeres las principales buscadoras de personas desaparecidas.


Explicó que en el panel se contó con invitados como Arturo Flores Molina, subprocurador de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad; Edwin Hernández Garrido, director General de la Policía  Investigadora; Abel Rodrigo llanos, titular de la Comisión de Búsqueda de Personas Desaparecidas, Uriel Jesús Moreno Castro, comisario de la Agencia de Seguridad.


Así también se invitó a Francisco Jaime Hidalgo, visitador técnico de la Comisión de Derechos Humanos y Julio  César González Uribe, coordinador del Consejo Ciudadano de la Comisión de Búsqueda.


Aunado a la falta de mujeres dijo, la presentación de la iniciativa en el Congreso  no fue consultada ni con las organizaciones civiles, ni tampoco con los familiares, pese a que la Ley General en Materia de Desaparición Forzada y por Particulares, declara el principio de participación para acciones, medida y procedimientos en materia de esa ley.


También establece que las autoridades permitan la participación directa de las familias en términos previstos por la Ley.


En donde se incluye la tarea de búsqueda, diseño, implementación y evaluación de las acciones en casos particulares y políticas públicas, además de prácticas institucionales.


También consideró que al llamarla Ley Marina en honor a la joven desparecida en Tlahuelilpan, restan visibilidad al resto de las víctimas de este delito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: